2015 davidsant.com - © Todos los derechos reservados
Aunque todo se derrumbe

Se escapaba un atardecer
tan rápido...

Al principio
aprendimos lo que era
una amistad verdadera.

Aprendimos también,
que unidos todo
era más fácil,
más divertido.

Inevitablemente
aprendimos a amarnos.

A hacerlo en cualquier lado,
parecía predestinado.

Luego aprendimos
del dolor al caer
una y otra vez.

Aprendimos a encontrar
nuestros espacios.

Ahora es cuando te digo,
que aunque todo se derrumbe
en este jodido mundo
te protegeré entre mis brazos,
para cuidar de ti,
de nuestro amor.

Aunque nos quieran tirar
nuestro castillo,
no me daré por vencido.

No más caídas,
no más heridas.

Nos queda,
sonreír,
sonreír
que eso confunde.

29 de julio de 2015
Visita www.davidsant.com
diario
frases
videos
libro
autor