2015 davidsant.com - © Todos los derechos reservados
Una herida en tus pupilas

Veo una herida en tus pupilas.
Sangra, la veo abierta,
y tan descuidada
que hasta te veo el alma.

Tenga cuidado que por ahí
se nos suele escapar la vida.
Morir aún vivo
por culpa de esa herida.

Veo una herida en tus pupilas,
un mar vacío en tus ojos
y yo con todas las intenciones
de curar tu alma y tu corazón.

4 de diciembre de 2015
diario
frases
videos
libro
autor
David Sant